La adaptación de la normativa local de prevención de incendios forestales a las directrices autonómicas ha motivado la redacción de un nuevo Plan Local de Quemas que la concejalía de Medio Ambiente eleva a su aprobación por el próximo Pleno del viernes 26 de abril, y que requerirá la aprobación definitiva por parte de la Conselleria competente.

En este nuevo plan se incorpora una cartografía del término municipal con las distancias a los terrenos forestales, las zonas de mayor peligro, así como la norma técnica de construcción de quemadores agrícolas para la instalación de los mismos en los terrenos más próximos a las zonas forestales. En este sentido, cualquier quema que se produzca a menos de 10 metros de suelo forestal obligará a su titular a que ésta se realice en ese tipo de quemador cuyas características figuran especificadas en el Anexo del citado Plan.

Una novedad importante es la realización de un nuevo formulario de solicitud y una simplificación del procedimiento para hacerlo en forma de comunicación previa, sin necesidad de esperar a la autorización municipal, con lo cual se agilizará el trámite.