El Ayuntamiento de Elda, a través de Idelsa, ha registrado ya más de 600solicitudes de comercios y pymes de la ciudad para recibir las ayudas económicas incluidas en el Plan Impulso. El pasado 29 de julio se abrió el plazo de presentación de las peticiones, periodo que se cerrará el próximo jueves, 12 de agosto.

Las ayudas del Plan Impulso, asociadas al Plan Paréntesis II, van destinadas a pymes, autónomos y comercios, y se distribuyen dentro de dos líneas de actuación.

El primer paquete de ayudas, para las que se ha recibido 369 solicitudes, cuenta con 691.873 euros, y están dirigidas a autónomos y empresas de menos de 10 trabajadores que hayan iniciado su actividad antes de diciembre de 2020. Las subvenciones se destinarán a gastos como alquiler de local, suministros, reparaciones o personal, que se hayan realizado entre noviembre de 2020 y el 31 de mayo de 2021. El importe máximo de las ayudas será de 2.000 euros, más 200 euros por trabajador.

Por otro lado, el segundo paquete de ayudas, con 232 peticiones de momento, está dotado con 268.225 euros procedentes de fondos de la Diputación. Estas ayudas se destinan a autónomos y pymes con inicio de actividad antes del 1 de noviembre de 2019 que hayan visto reducida su facturación un 25% entre los meses de noviembre de 2020 y mayo de 2021 con respecto a 2019. Las prestaciones se podrán destinar a los mismos gastos, con un máximo de 2.000 euros más 200 euros por trabajador, con un tope de 3.000 euros.

La concejala de Fomento Económico, Silvia Ibáñez, ha insistido en “la necesidad de que todos aquellos autónomos, pymes y comercios que reúnan los requisitos tramiten su solicitud, porque se trata de unos incentivos económicos fundamentales para, como su propio nombre indica, conseguir un impulso y paliar los efectos de la pandemia. Me gustaría recordar que el plazo para seguir realizando las solicitudes finaliza el próximo jueves, 12 de agosto, por lo que animo a tramitar la petición lo antes posible”.