Llevan años plantados y llevan años en estado deplorable y de abandono municipal. Son los arbolitos que circundan la manzana donde se ubica el Nuevo Pepico Amat en el Sector 9, las calles Heidelberg y Agualejas principalmente.

Los llamados popularmente "árboles del amor" reciben cero amor y cariño por parte de las brigadas municipales. Algunos ejemplares, como muestran las fotos de ÁgoraHabla.com, están tan inclinados que invaden la calzada con el consiguiente peligro y riesgo de accidentes para los vehículos.

Desde el Ayuntamiento se muestra una notable desidida en esta zona de la ciudad. Desidia que, tras nueve meses de nuevo equipo de gobierno, toma el relevo de la anterior corporación.

¿Tanto cuesta poner unos palos-guía a los ejemplares que lo necesitan (15-20 apx.) en la zona?. ¿ Se van a dejar morir por resquebrajamiento tras su lento pero eficaz crecimiento a lo largo de estos años?.

A esta redacción le consta que en las oficinas de la Plaza de la Constitución tienen noticia del estado de estos arbolitos pero pasan las semanas, los meses, los episodios ventosos y cada vez están peor.