Tripleta de honor la que forman la Magdalena y las Marías en este año 2019, en el que la tradición se hace patente, y las tres llevan apuntadas para representar el papel desde que tienen uso de razón.

Las tres jóvenes aspenses que este año tienen el honor de representar a las Marías y Magdalena cumplen de sobra los requisitos estipulados en el reglamento interno de la Junta Mayor para este fin, además si se les pregunta desde cuando están inscritas para representar estos papeles, las tres coinciden en decir que no lo recuerdan, por lo que serían sus abuelas o madres las que siendo bien pequeñas se encargaron de apuntarlas.

El próximo domingo serán oficialmente presentadas al pueblo tanto en la Basílica como posteriormente en un acto más protocolario a las autoridades locales. Ellas son las encargadas de dar vida a una tradición inmemorable en la Semana Santa Aspense, representan a María Magdalena y a María Salomé y la de Cleofás (Las Marías) y escenifican el encuentro por la calle de la Amargura con “El Nazareno”, el viernes, al romper el día, y el domingo, por la mañana, el encuentro con Jesús Resucitado, en la alegre “Mañanica de Pascua” de Aspe.

Os dejamos una pequeña entrevista de lo que ha supuesto su nombramiento y cómo piensan vivirlo.

¿Que ha supuesto para vosotras el nombramiento como Marías y Magdalena de este año 2019?

Paula López Vicedo: Vivir una experiencia en la fe que a nivel personal me va a ayudar mucho.

Pilar Berenguer Ramírez: Para mí, especialmente ha supuesto una alegría inmensa poder asumir dicho papel y disfrutarlo junto a mis compañeras. Como partícipe de nuestra Semana Santa he esperado este momento desde que era muy pequeña y estoy segura de que será una experiencia inigualable.

Verónica Pavía Uríos: El nombramiento de Magdalena 2019, para mi ha supuesto una gran emoción de poder representar esa imagen en mi pueblo.

¿Cómo recibisteis la noticia del nombramiento? ¿Dijisteis que sí a la primera o os tomasteis vuestro tiempo?

Paula López Vicedo: Pues fue por vía telefónica un día entre semana, me pilló por sorpresa ya que no lo esperaba para nada, por lo que la primera reacción que tuve fue decir que necesitaba pensarlo, tomé esa noche para pensar y al día siguiente llamé para decir que sí ya que es algo que verdaderamente me hacía ilusión.

Pilar Berenguer Ramírez: Hace unos meses, una noche de camino a casa recibí una llamada de un miembro de la Junta Mayor para preguntarme si aceptaría pertenecer a las Marías y Magdalena de esta Semana Santa 2019, por supuesto que quería y mi cara cambió por completo. Sin embargo, no podía decir que sí sin antes comunicarlo a mis padres y compartir la ilusión con ellos. Por supuesto me apoyaron y tardé muy poco tiempo en devolver a la Junta esa llamada para decir que sí.

Verónica Pavía Uríos: La noticia la recibí con nervios, sí. Yo personalmente, me tomé unas horas para asimilar el cargo.

El saber que vais a ser observadas ¿os va a influir o ya os dando algún consejo para evadirse de lo que ocurra a vuestro alrededor?

Paula López Vicedo: Supongo que eso siempre afecta un poco pero cuando estemos ahí sabremos evadirnos de lo que ocurra fuera.

Pilar Berenguer Ramírez: Tanto mis compañeras como yo sabemos que tenemos a gente a nuestro alrededor que nos acompañará en cada momento. Nuestras familias y María nos ayudan, se preocupan de enseñarnos y aconsejarnos en cada una de nuestras dudas. Esto me hace estar más segura en cada paso que demos, sé que habrá momentos en los que los nervios se apoderen de mí, pero pienso disfrutarlos todos y cada uno de ellos

Ágora Habla con el deporte local y comarcal, siempre en movimiento

Verónica Pavía Uríos: Sí, en ponerme más nerviosa, a mí de momento no me han dado ningún consejo.

¿Qué momento pensáis que va a ser el más emotivo?

Paula López Vicedo: Pienso que el domingo en las cortesías, pero creo que hasta que no lo vivamos no podemos contestar con exactitud.

Pilar Berenguer Ramírez: Sinceramente no sabría decir cuál será el más emotivo, vienen muchos a mi cabeza, pero nombraré tres de ellos. El primero, será acompañar a la imagen de Nuestra Señora de las Angustias en la procesión de las Mantillas, como cofrade de esta hermandad será todo un privilegio ya que nunca antes lo he hecho y mucho menos desde esta posición. El segundo, será hacer las cortesías a la imagen del Nazareno el Viernes Santo en la Avenida de la Constitución. Por último y el más especial, el domingo de Resurrección tras la procesión más alegre de nuestra Semana Santa, las cortesías al Santísimo.

Verónica Pavía Uríos: El momento más emotivo sin duda será el Domingo de Resurrección.

¿Llevabais mucho tiempo apuntadas?

Paula López Vicedo: Sí, desde bien pequeña.

Pilar Berenguer Ramírez: Realmente no soy consciente desde cuando estoy apuntada, he crecido sabiéndolo, solo sé que mi familia, amigos de la cofradía y en especial mis abuelos, deseaban que yo algún día representase este papel en la Semana Santa de Aspe. Por lo que estoy muy orgullosa de poder hacerlo y sobre todo disfrutar de esta bonita experiencia.

Verónica Pavía Uríos: Sí.

¿Estáis vinculadas a alguna cofradía? ¿Cuándo erais pequeñas, de alguna manera participasteis como Marías o Magdalena?

Paula López Vicedo: Actualmente no estoy vinculada a ninguna cofradía, pero desde pequeña he pertenecido a la hermandad y cofradía de Nuestra señora la Madre de las Angustias y Santa María Magdalena hasta hace unos años. Cuando era pequeña salí de Magdalena.

Pilar Berenguer Ramírez: Sí, desde los dos años pertenezco a la Cofradía de la Madre de las Angustias y Santa María Magdalena. Desde ese momento no ha habido Semana Santa que haya faltado, ya sea repartiendo caramelos, alumbrando nuestras imágenes o portando la imagen de Santa María Magdalena por la cual guardo una devoción desde bien pequeña. Recuerdo con especial cariño cuando acompañaba a mi madre y a mi tía a los ensayos, donde orgullosa siempre llevaba el radiocasete de la música y a la vez prestaba atención a cada canción, a los pasos, los toques de campana y a las cortesías. Después llegaba al pasillo de casa y practicaba las cortesías como las imágenes vivientes.

De pequeña, nunca llegué a participar como Magdalena, aunque siempre me gusta que nos acompañen en las procesiones, supongo que he esperado a este momento para hacerlo.

Verónica Pavía Uríos: Siempre he pertenecido a la cofradía de San Juan y la Samaritana, también salí unos años en María al Pie de la Cruz y como costalera del paso María Suma. del Amor y la Misericordia, y de pequeña salí de Magdalena

Promedio 0 / 5. Votos: 0