La
consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del
Territorio, María José Salvador, ha destacado la inversión de
cerca de tres millones de euros que el actual Consell va a destinar
para terminar un edificio de 42 viviendas en Aspe cuyas obras fueron
paralizadas hace dos legislaturas.

Así
lo ha trasladado Salvador en la visita que realizó ayer a este
edificio que quedó a mitad construir “por falta de una
planificación del anterior gobierno”. En su visita, la consellera
ha estado acompañada por la alcaldesa de Aspe, María José Villa, y
la directora general de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl
(EVha), Laura Soto.

María
José Salvador explicó que el reinicio de las obras de este
edificio forma parte de un plan de reactivación de edificios
propiedad de EVha cuyas obras fueron paralizadas por el anterior
gobierno. Este
plan supone la reanudación de ocho edificios en varios municipios de
la Comunitat, con una inversión de 6,3 millones de euros, para
ampliar el parque de vivienda protegida de alquiler asequible en 111
viviendas más.

“Llegamos
a la Comunitat con muchos esqueletos de edificios sin acabar y poco a
poco estamos revirtiendo esta situación y priorizando los recursos”,
comentó la
consellera. Todo ello con el objetivo de “al acabar la legislatura
estén impulsadas todas las actuaciones que fueron paralizadas para
que sean una realidad lo antes posible y así poder ofrecer a los
ciudadanos viviendas en alquiler asequible”.

“Tenemos
la obligación como administración pública de dar respuesta a las
necesidades habitacionales de los ciudadanos y no podemos tener
edificios a mitad construir por la mala gestión de unos
gobernantes”, aseguró.

En
el caso de Aspe, la conselleria de Vivienda ya ha licitado, el pasado
20 de diciembre, las obras de terminación de este edificio con un
presupuesto de 2.909.964 euros. Además de las viviendas, que se
destinarán a alquiler asequible, también se finalizarán los
garajes y trasteros previstos en el edificio. En la actualidad
el proceso está
en fase de informe técnico final, por lo que la consellera ha
anunciado que la previsión es que las obras se adjudiquen en marzo y
puedan comenzar en abril.

Ágora Habla con el deporte local y comarcal, siempre en movimiento

En
2007, el antiguo Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), hoy
EVha, inició las obras de este edificio. Cuando se había ejecutado
el 37% de la obra, la empresa adjudicataria entró en concurso de
acreedores y en 2009 se paralizaron. Desde entonces, únicamente se
han realizado trabajos para garantizar la seguridad e impedir
intromisiones en el recinto.

En
noviembre de 2017 el actual Consell, a través del Consejo de
Dirección de EVha, aprobó la reactivación de esta obra, junto a
los otros siete edificios de viviendas protegidas que dispone en la
Comunitat e inició los
procedimientos para poner en marcha unas obras abandonadas por el
anterior gobierno valenciano.

La
consellera aseguró que poner a la vivienda en la primera línea
de actuación ha sido uno de los principales objetivos de este
Consell. Un hecho que se demuestra con actos como el de Aspe. “Es uno de esos días que se marcan en mi retina porque este gobierno
hemos priorizado el desarrollo de políticas públicas de vivienda y
garantizado el derecho a esa vivienda”.

Todo
ese “cambio obvio” que está viviendo la Comunitat se refleja en
Aspe donde “se ha pasado de un gobierno que dejó el esqueleto de
un edificio en condiciones de inseguridad, rechazó la posibilidad de
crear viviendas para jóvenes y el gobierno del president Puig nos
hemos ocupado de venir aquí con los deberes hechos y las obras
licitadas”.

Recordar
que una vez construidas estas 42 viviendas, para su asignación en
alquiler asequible, se aplicará
la resolución de la conselleria de Vivienda que establece criterios
sociales que priorizan a aquellos colectivos con mayores dificultades
para acceder a una vivienda como víctimas de violencia de género,
afectados por un desahucio derivado de una ejecución hipotecaria,
personas con discapacidad, entre otros casos.

Promedio 0 / 5. Votos: 0