El director provincial de cultura, Diego Pérez y la Jefa del servicio de cultura y patrimonio, Maite Rico, a petición de la presidencia de Castilla La Mancha, recibían el pasado día 31 en Albacete a Emilio José Catalán Navarro, promotor de la idea de dar a conocer la lamentable situación de la Finca el Paso de Caudete, a través de una recogida de firmas y que ya supera las 1300 firmas.
A la reunión y acompañando al joven Caudetano, asistieron también Joaquín Medina, arquitecto y Pedro Jorge Molla, restaurador y conservador de Bienes Culturales.
Diego y Maite se habían documentado previamente, conocían y sabían el estado e importancia del edificio; ambos indicanron que el conjunto de la finca está Catalogado por las Normas Subsidiarias y los propietarios tienen la obligación de mantenerlo y que al estar catalogado cualquier actuación precisaría del visto bueno de Patrimonio aplicando siempre el criterio de mínima intervención".
Se puso sobre la mesa la opción de mandar un requerimiento desde el Ayuntamiento de Caudete si todavía no se había hecho a todos los propietarios de la finca, indicando desde Cultura: "es conveniente empezar por ahí y que desde Albacete "nosotros también les mandaríamos un oficio recordándoles la obligación que tienen de conservarlo y mantenerlo por el hecho de estar Catalogado".

Maite Rico Jefa de servicio Cultural además expuso que "el desinterés de los dueños por cuidarlo y por mantenerlo da lugar a sanciones incluso ser motivo de expropiación, pero teniendo en cuenta que habría que pagar el precio que se acordara. Sin acuerdo en el precio, sería el Tribunal Provincial de Tasación quien calcularía su valor.
Otro de los aspectos que se trató fue el posible uso posterior, barajándose varias opciones siempre y cuando fuera propiedad Municipal, aunque Diego, Director de Cultura señaló posibles actuaciones privadas o mixtas como: la realizada en Belmonte en un edificio que se encontraba en muy mal estado y estaba cayendo como el Palacio del Infante D. Juan Manuel que se ha restaurado y destinado a Hotel … "Desde el punto de vista de la inversión privada, -expuso Diego Pérez- El Paso podría destinarse a un Hotel, por ejemplo, o a cualquier otro uso rentable comercialmente. No tenéis que descartar la inversión privada o mixta".


Otro aspecto que se comentó fue la posibilidad de optar al 1,5 % del coste material de las obras que Fomento destina a restaurar en ocasiones y previa presentación de proyecto el Patrimonio de los pueblos donde se realiza una infraestructura, poniendo Diego los ejemplo actuales de: 1.900.000€ es lo que Almansa recibió y está rehabilitando su Castillo o en Alcalá del Júcar donde han recibido 890.000€ para mejorar el casco histórico”.


Como en Caudete, Fomento realizará dentro de unos pocos años el desdoblamiento de la circunvalación y su prolongación hasta el término de Yecla, los caudetanos presentes preguntaron si podrían acceder a este tipo de Subvención siempre y cuando presentara la pertinente documentación desde el ayuntamiento; indicándoles los responsables de cultura que sí; destacando que serían unas importantes ayudas económicas; pero, para poder optar a ella Diego les señalo: "el edificio tendría que estar declarado como BIC o bien como BIP y, por supuesto, ser de titularidad pública Por lo tanto, esta es una vía que se podría estudiar. Ello dio lugar a analizar los benéficos o contras que tiene la declaración como BIC. “En el caso de declararlo Bien de Interés Cultural o Patrimonial, las intervenciones se restringirían y sus usos se acotarían más. También habría que fijarle un área de protección para que el entorno no desdijera del bien protegido”, expuso Maite. La parte positiva es que tendría muchas ayudas para poder restaurarlo ciñéndose a lo original de edificio.


Durante la reunión Emilio propuso la posibilidad de que vinieran a Caudete a conocer El Paso; los responsables de la Junta indicaron que no tendrían inconveniente en tener una reunión en Caudete y visitar el lugar insitu, pero que ese desplazamiento se tendría que tramitar a través del Ayuntamiento contactando con el Delegado de la Junta, Pedro Antonio Ruiz Santos.
Emilio José Catalán, el promotor de la idea se sentía satisfecho tras la reunión e indicaba a los medios posteriormente: “Se quedaron impresionados por la belleza del edificio, su patio central de estilo neomudejar, así como sus artísticas vidrieras sobre todo la que preside el centro del edificio a la altura del segundo forjado que es una representación de la Rendición de Granada, pero sentían tristeza por su estado actual.Concluía añadiendo que: "es de agradecer la atención e interés manifestado tanto por el Delegado de Cultura como por la Jefa de Cultura para ayudarnos e intentar conservar El Paso. Nos han aportado ideas respecto al uso y luz para saber qué caminos hay que seguir".