Durante las pasadas semanas, la Concejalía de Servicios y Mantenimiento de Aspe, junto a la Concejalía de Urbanismo, ha ido realizando una serie de mejoras en tramos de aceras, que o bien no estaban totalmente urbanizadas por parte de los distintos constructores, o bien estaban en mal estado, en las Calles San Bernardo y San Carlos del Barrio Don Jesús, en la Calle Azorín, en el Barrio del Castillo y la avenida Padre Ismael y calle Pedro Galipienso, mejorando así la accesibilidad y poniendo las aceras al nivel de las que ya estaban alrededor de las actuaciones realizadas . Para estas actuaciones, se han destinado más de 4.000 euros.

Según explica Iván Escobar, concejal de Servicios, “se han realizados distintas actuaciones en distintas calles del municipio en las que históricamente no se habían realizado la urbanización de las aceras por parte de los constructores en su día, mejorando así la accesibilidad y seguridad de los vecinos”.