El Ayuntamiento de Aspe y Global Omnium han instalado un nuevo, avanzado y efectivo sistema de retención de sólidos para evitar que los plásticos o las toallitas terminen en el río Tarafa.

El método dispone de unas cestas de captación en el que se retienen estos residuos y se evita su vertido al cauce con las ventajas ambientales y de respeto y protección del entorno y el paisaje.
El alcalde de Aspe, Antonio Puerto, y los representantes de Global Omnium han visitado las instalaciones que se han ubicado en los aliviaderos ubicados en la Avda. Padre Ismael y Avda. de las Cortes Valencianas.
Aspe es un municipio referente indiscutible en el uso y gestión del ciclo integral del agua y es pionero en iniciativas que, como la que se ha presentado hoy, persiguen contribuir a preservar y proteger el Medio Ambiente. El sistema está diseñado para retener elementos sólidos -plásticos, toallitas y otro tipo de residuos similares- en los aliviaderos del alcantarillado, mediante rejas y mallas trenzadas expandibles de alta tenacidad y enorme resistencia. Evitando así el vertido de residuos al medio ambiente.
El equipo consta de un panel de contención de 2,5 m. de ancho y peine superior de acero inoxidable, con refuerzos interiores para soportar el caudal a retener de las primeras lluvias. Así mismo, tiene siete embocaduras de DN 300 mm. El flujo de agua se canaliza hacia las cestas de captación donde se depositan los residuos.