El Ayuntamiento de Aspe ha tomado la decisión de aplazar temporalmente el pago de distintas tasas municipales durante el tiempo que dure el Estado de Alarma por la crisis sanitaria del coronavirus.

Según explica el concejal de Economía y Hacienda, José Vicente Pérez, estas tasas corresponden, como ejemplo, a los puestos del mercadillo que se ponen en la calle los martes y jueves, las diferentes actividades deportivas que se llevan a cabo en el Pabellón Deportivo Municipal, los cursos y talleres de pago de las distintas concejalías, así como la tasa de ocupación de vía pública y las liquidaciones de Plusvalía, entre otras.

Todos los recibos de tasas e impuestos municipales, gestionados por el Ayuntamiento de Aspe, cuyo plazo de pago vencía el 20 de marzo, se han prorrogado automáticamente hasta el 5 de mayo de 2020. Lo mismo ocurre con las liquidaciones de tasas e impuestos cuyo plazo de pago se había solicitado aplazar y cuyo vencimiento era el 20 de marzo, quedando dicho aplazamiento prorrogado automáticamente desde el 5 de mayo y hasta la fecha solicitada.

Respecto a las liquidaciones de estos mismos tributos que estaban previstos liquidar durante el próximo trimestre, se suspenden temporalmente hasta el mes de julio de 2020, con lo cual, el plazo de pago finalizará el 20 de agosto de este año, en esos casos.

José Vicente Pérez señala que "estas tasas no se van a enviar al cobro durante del Estado de Alarma decretado por el Gobierno. Además, una vez concluido este periodo se devolverá los importes pagados con anterioridad para este tiempo siguiendo un procedimiento que se comunicará en su momento. Se prorratearán los días que no se hecho uso de este los servicios, en el caso de las tasas, o se liquidarán íntegramente, como será el caso del impuesto sobre Plusvalía, entre otros".

El concejal de Economía y Hacienda indica que "es una decisión de justicia porque en unos casos no se hace uso del servicio y en otros, como en el caso de ocupación de vía pública, principalmente para bares, restaurantes y comercios sin alimentación, los establecimientos no pueden abrir debido al Decreto de Alarma".

Al margen de éstos tributos, aquellos impuestos, precios públicos y tasas municipales recaudadas por gestión indirecta, a través SUMA, éste organismo provincial ya anunció la suspensión de los plazos de pago de todos ellos hasta el término del Estado de Alarma.