La Guardia Civil de Aspe detuvo ayer por la tarde a un español de 30 años por ser el presunto autor de 2 delitos de exhibicionismo, uno de ellos ante una mujer de 38 años y el otro ante una menor de edad, de 15 años.

En sendas denuncias, las víctimas aportaron una serie de datos identificativos del vehículo que esta persona utilizaba para cometer las exhibiciones obscenas, si bien ninguna pudo aportar la matrícula.

Gracias a las gestiones realizadas por el Área de Investigación de la GC Aspe, se logró identificar y localizar el vehículo en cuestión. Seguidamente, una de las víctimas identificó, sin ningún género de dudas, al supuesto autor, en un reconocimiento fotográfico.

Estos hechos habían generado una considerable alarma social entre los vecinos de la localidad y habían tenido gran difusión en las RRSS.