Policía Local y Guardia Civil han establecido un dispositivo especial, que se inició ayer a las 14.00h y que se prolongará durante los próximos días festivos de Semana Santa, y en el que trabajan de forma conjunta, para un mayor control sobre la movilidad de las personas y vehículos y a su vez, dar cumplimiento a las restricciones de movilidad que estableció el Estado de Alarma.
El objetivo de este dispositivo es que, a través de la gran cantidad de controles que diariamente se están llevando a cabo, se produzcan desplazamientos solamente por las causas justificadas que permite el decreto y, a su vez, evitar que los vecinos y vecinas de Aspe viajen a sus segundas residencias de la playa o el campo, para ello, se prestará una especial vigilancia en las salidas de Aspe por los diferentes accesos por carretera.
Esta medida pretende detectar a aquellas personas o familias, que, de manera incívica e insolidaria, se desplacen a otros puntos, a pesar de que no se puede abandonar la vivienda más que en los supuestos justificados que recoge el Estado de Alarma.