La Oficina Técnica Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Aspe ha dado un importante paso en el proyecto de mejora de la movilidad y la accesibilidad del núcleo urbano de Aspe y ha redactado ya las prescripciones técnicas y ya ha adjudicado la redacción del proyecto. En estas prescripciones se han incluido 3 itinerarios peatonales demandados por los colectivos que trabajan con personas con movilidad reducida, dando respuesta a las necesidades de esta población.

El 19 de septiembre, con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, se realizó una jornada en la que se convocó a técnicos municipales, políticos y personas con movilidad reducida para realizar un recorrido a pie por itinerarios frecuentes del municipio para detectar problemas de accesibilidad y barreras arquitectónicas y plantear soluciones. A la jornada fue convocada la Mesa de Accesibilidad, compuesta por asociaciones locales que trabajan con personas con problemas de movilidad reducida: Residencia de Ancianos Virgen de las Nieves, Asociación Pro-Personas con Discapacidad, Asociación Aspe contra el Alzheimer y Cruz Roja.

Los 3 recorridos seleccionados cubrían trayectos a puntos importantes de la población como es el nuevo Centro de Salud, el Pabellón Municipal y el centro de Aspe. Durante estos recorridos, los usuarios fueron planteando sus problemas y dificultades a la hora de desplazarse por el pueblo de manera autónoma e incluso acompañados. Incluso los técnicos y los políticos pudieron probar de primera mano con una silla de ruedas los problemas que presentan ciertas rampas mal diseñadas o zonas del pueblo donde no es posible desplazarse por la acera por falta de espacio, barreras arquitectónicas o falta de rampas, entre otros.

La jornada, que fue organiza por la Asociación Pro-Personas con Discapacidad y el Ayuntamiento fue “todo un éxito” en palabras de los concejales Jonatan Molina y Chema García, ediles de Bienestar Social y Urbanismo, respectivamente. “Es la primera vez que se realiza un proceso de participación de estas características en materia de urbanismo, donde los técnicos municipales pudieron analizar in situ los problemas que se encuentran nuestros vecinos cada día”. Si bien las jornadas ya se realizaron en 2017, es la primera vez que las conclusiones extraídas en los itinerarios se trasladan a un proyecto técnico para su ejecución.

“Doy las gracias desde aquí a los colectivos locales que tanto se implican en dar voz a las personas con movilidad reducida y también a la Oficina Técnica por el buen trabajo que están realizando y su capacidad de plasmar las necesidades de nuestros vecinos”, concluye Chema García. El proyecto está en fase de redacción por la empresa adjudicataria y se finalizará a final de año. Una vez redactado se procederá a la licitación de la obra, que se realizará por fases y que tendrá un presupuesto estimado total de 300.000 euros.