Hace un año y algunos meses el Ayuntamiento de Sax se vanagloriaba de comenzar la restauración del horno de producción cerámica situado en la antigua calle Tejera, al lado del castillo. Vídeos, prensa, fotografías para la posteridad, pero todo sin criterio y sin proyecto, lo que ha llevado a que el bien patrimonial que destaparon esté en grave peligro de muerte.

No hablamos de excavar, sino destapar, desenterrar sin estudiar a ratigrafía y los posibles restos que se encontraron. Lo que hicieron fue desenterrar este bien con la intención de ponerlo en valor, es decir, restaurarlo y ponerle unos paneles.

Que, ahora bien, ¿Por qué hacen esto sin un estudio y un proyecto arqueológico? Lo que han hecho es que el horno se degrade a la vista de todos, ya que se están desprendiendo las partes de adobe y ladrillos de la puerta de entrada, además de estarse llenando de basura y de matojos que lo que hacen es degradar aún más este elemento arqueológico y etnográfico tan importante para la identidad sajeña.

Si no iban a hacer nada con esto, lo suyo hubiera sido taparlo, adecuadamente, hasta que se pudiera hacer algo con esto.

En fin, esperaremos al colapso total de la obra, el hundimiento de la rejilla original o de la puerta, por ejemplo, o a que alguien se meta por la puerta y se le caiga encima la estructura para que así ya esté en ruinas totales y no se pueda hacer nada con nuestro patrimonio y pasemos la pala del olvido.