El Ayuntamiento de Salinas ha informado de la inversión que se ha realizado durante los últimos meses en el colegio público Virgen del Rosario por un importe de alrededor de 136.000 euros. Las obras están finalizadas a falta de algunos remates y de volver a instalar en la cubierta las placas solares, lo que va a suponer un retraso de un día en el comienzo del comedor. En lugar del lunes los alumnos podrán acceder al comedor el martes.

Así lo ha indicado el Alcalde, Isidro Monzó, quien ha manifestado que “el martes estará en funcionamiento en las mismas instalaciones que lo ha hecho durante los últimos meses antes del confinamiento”.

El primer edil ha explicado que la inversión realizada en el centro confondos de la Consellería de Educación ha consistido en arreglos en la cubierta, motivo por el que se tuvieron que desmontar las placas solares que fueron almacenadas en el comedor, la instalación de pantallas interactivas, el cambio de la carpintería metálica y mejora del aislamiento térmico, entre otras.

Monzó ha señalado que “hemos barajado varias opciones posibles junto a la dirección del centro como alternativa para cubrir el día en que el comedor no se podrá utilizar”. Además, se han invertido más de 7.000 euros de fondos municipales, en los últimos días y durante esta última semanahan participado alrededor de 15 trabajadores municipales para preparar el centro de cara al inicio de curso ya que “lo que nos importa es contar con instalaciones seguras y en las mejores condiciones” y ha rehusado entrar en polémica respecto al retraso en el inicio del comedor. “Estamos hablando de un retraso de un día, solo eso, un día, de lo que el equipo directivo ha estado informado en todo momento y por otra parte también se ha trasladado a la Inspección Educativa”, ha remarcado el regidor.