Una vez controlado el incendio de Beneixama, que ha calcinado unas 1.000 hectáreas de arbolado y matorral, los vecinos que tienen viviendas en la zona afectada por el incendio pueden vuelven a sus casas, aunque con mucha precaución.

El director del Puesto de Mando Avanzado daba por controlado el incendio, en la reunión de coordinación llevada a cabo a las 08.30 horas. Además, la Guardia Civil ha procedido a abrir la carretera CV-657, pero sigue cerrada al tráfico la 576, en la que insisten que "nadie suba al monte usando este acceso".

En estos momentos siguen con las labores de refresco de la zona un medio aéreo; tres unidades de Bomberos Forestales; cuatro Brigadas y cuatro dotaciones del Consorcio Provincial de la Diputación de Alicante.

La Unión Militar de Emergencias ha comenzado a retirarse. A lo largo del día se redactará un comunicado explicando las pautas a seguir tras tener controlado el incendio.

Visita de Eduardo Dolón, vicepresidente de la Diputación de Alicante

El vicepresidente de la Diputación de Alicante, Eduardo Dolón, y el diputado de Emergencias, Jaume Lloret, visitaron ayer, acompañados por el inspector jefe del Consorcio Provincial de Bomberos, José Rubio, el puesto de mando avanzado donde se dirigen las labores de extinción del incendio de Beneixama con el fin de conocer de primera mano los pormenores de las tareas que se están llevando a cabo en la zona afectada.

Tras reunirse con el director del equipo de extinción, Antonio Córdoba, Dolón agradeció el trabajo de los bomberos del Consorcio Provincial y de todo el dispositivo que se activó tras decretarse este incendio forestal que ha movilizado a un gran número de efectivos y medios aéreos y terrestres.

Por su parte, LLoret destacó la excelente coordinación entre los dispositivos de emergencia que han participado en las labores y que han hecho posible importantísimos avances en menos de 24 horas.