La restauración de la Torre islámica de Biar avanza lenta pero segura. Una vez estabilizada su estructura, que estaba en ruina inminente, la obra se desarrolla con aportaciones de gran interés: las antiguas almenas islámicas localizadas y dispuestas en su dimensión y ubicación exacta.

El paso al adarve de la muralla del s XI. La torre que ya se puede apreciar al separarla del conglomerado de edificios en la que estaba inserta, los grafitis que aparecen.

La intervención de consolidación y rehabilitación del Castillo de Biar pretende, utilizando técnicas y materiales propios para consolidar tapiales y mamposterías encofradas, estabilizar las fábricas; además de poner en valor la arquitectura y el proceso de construcción que en el tiempo ha tenido este recinto amurallado; facilitando a la vez, la lectura del monumento desde distintas escalas: desde el interior, procurando una lectura histórica de las distintas fases de construcción del propio castillo entre el siglo XI y el XVI; mientras desde el exterior conservando el volumen último, permitiendo desde la lejanía, divisar el perfil histórico del castillo.

En julio de 2016, se aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos la restauración y rehabilitación de la torre y el lienzo de la muralla de l’Arc de Jesús, datados del siglo XII. El presupuesto de esta obra asciende a 299.360,45 euros.