Así lo ha expresado en el acto de apertura del curso del Club de Lectura "Maxi Banegas", celebrado en el Centro de Recursos "Casa del Vino", en que ha tenido oportunidad de presentar su libro "Los placeres de la edad".

Este viernes 17 de octubre ha visitado Pinoso la exministra y senadora socialista Carmen Alborch, con motivo de la inauguración del nuevo curso para el Club de Lectura de la Biblioteca Pública Municipal "Maxi Banegas".

Sobre las siete de la tarde llegaba la Sra. Alborch a las puertas del ayuntamiento, siendo recibida por el alcalde y varios ediles del equipo de gobierno, así como otras autoridades y ediles de municipios de la comarca.

En primer lugar ha firmado en el Libro de Oro de la Villa, siendo obsequiada con un cuadro con el escudo de la villa esmaltado y productos gastronómicos de Pinoso, y como ha destacado el alcalde Lázaro Azorín, "se ha convertido en la tercera exministra socialista que plasma su firma y visita la localidad en esta legislatura, tras Leire Pajín y Carmen Chacón".

Seguidamente, Carmen Alborch ha visitado la Torre del Reloj, conociendo cómo se mantiene la maquinaria que lo hace funcionar, teniendo oportunidad de darle cuerda manualmente, como se hace cada día desde su instalación en el año 1900.

Ya en el Centro de Recursos "Casa del Vino", donde esperaban cerca de un centenar de personas en el salón de actos, ha tenido lugar el acto de apertura de curso del Club de Lectura, iniciándose con la presentación, por parte de Julia Picó, de la selección de libros que se ha elegido para este año, así como de las actividades paralelas que se programarán a lo largo de estos próximos meses.

El alcalde ha felicitado al club por su labor y ha presentado a la senadora Carmen Alborch, recordando algunos aspectos sobre su vida y trayectoria política, y hablando de su faceta literaria, ya que hoy la traía a Pinoso la presentación de su libro "Los placeres de la edad".

Carmen Alborch ha comentado que "hay momentos en la vida que permanecen en la mente y se recuerda cómo se han tejido las amistades, cómo ha ido creándose uno su propia familia... ello se puede hacer cuando ya se alcanza una determinada edad".

El libro trata la vejez como un placer y no como una dificultad, subdividiéndose en diferentes placeres de la vida, como la libertad, la amistad, la familia y la vida cotidiana, el amor y la belleza... o el placer del poder.

La suya fue una generación muy transgresora y pionera en muchos ámbitos, y este libro no es flor de un día, sino que llevaba muchos años gestándolo. A este respecto, ha comentado que "esta tarde, subiendo a la torre, me he reafirmado en que la vida es como una escalera", y lo ha comparado con la necesidad de que un libro mantenga su interés desde el primer al último capítulo, o que en una obra de teatro suceda lo mismo sea cual sea el acto o la escena. Siempre hay que mantener la misma calidad, y para ella pasa lo mismo en la vida.

Para la senadora socialista, la mejor manera de valorar la vejez es abordando el tema y viendo cómo a nuestro alrededor tenemos personas que nos sirven de ejemplo. Todos tenemos derecho a una vida digna, sea cual sea la edad. Para ello, resulta fundamental disponer de autonomía personal y por ello ha estudiado a otras personas de su misma edad. "Son espejos en los que mirarte, que cada uno ha de tener en un superaltar".

Alborch también ha destacado que "muchos de los pasos que ha dado la sociedad se deben al papel de generaciones anteriores", y ha destacado la postura de los llamados "yayoflautas", que se empeñan en luchar para que sus nietos no sufran como lo hicieron ellos en su día.

"Todos los talentos y esfuerzos son necesarios, y mientras tengamos pasiones, sintamos emociones o indignaciones, eso quiere decir que nos sentiremos ciudadanos/as de primera". Por ello, es importante cómo se percibe la edad por uno mismo y por los demás.

La edil de Cultura, Silvia Verdú, ha agradecido la participación de Carmen Alborch en este acto y ha destacado el trabajo que se realiza desde el Club de Lectura y la Biblioteca "Maxi Banegas". También ha comentado que "se está realizando una gran apuesta por la cultura en Pinoso, que en breve se verá complementada con la puesta en marcha del nuevo centro cultural".

Tras esta intervención, miembros del club de lectura han formulado algunas preguntas a Carmen Alborch, acerca de las fuentes que ha utilizado, qué autores o autoras le han influido, cómo surgió la idea de escribir este libro o cuánto tiempo tardó en hacerlo. Carmen no solo ha respondido gustosa a todas las cuestiones planteadas, sino que ha derrochado simpatía y cercanía, algo que han apreciado los asistentes.

El acto lo ha cerrado el alcalde nuevamente, recordando que "Carmen Alborch ha cumplido hoy una promesa de estar en Pinoso tras no poder hacerlo el pasado 30 de julio por un inoportuno accidente de tráfico. Entonces estaba previsto que asistiera a los actos de inauguración del parking municipal y el concierto conmemorativo de los 85 años de la Sociedad "Unión Lírica Pinosense" y los 35 años de Taules Teatre", y ha destacado la gran actividad cultural que tiene Pinoso, nombrando a todas las agrupaciones existentes en el municipio.

Tras el acto, Carmen Alborch ha sido obsequiada con flores y vino de Pinoso, y no ha dudado fotografiarse con los miembros del Club de Lectura o quien se lo ha pedido, además de firmar algunos ejemplares de su libro.

La velada ha finalizado con un vino de honor.