La Diputación de Alicante ha concluido las obras de renovación de la red de agua potable de diversas calles del casco urbano de Beneixama, un proyecto que ha contado con un presupuesto total de 282.569 euros y que ha sido sufragado en un 95 por ciento por la institución provincial con una aportación de 268.440 euros.

El diputado de Carreteras, Juan Molina, y el alcalde de la localidad, Vicente Ibáñez, han firmado esta mañana el acta de recepción de esta importante actuación que, tal y como ha explicado el responsable provincial, está incluida en el Plan de Obras y Servicios de 2016.

“Desde la Diputación de Alicante colaboramos permanentemente con nuestros municipios en el mantenimiento, mejora y renovación de este tipo de infraestructuras para, de este modo, ser más eficaces y eficientes en el ahorro, la gestión y la garantía del servicio de aguas”, ha manifestado el diputado.

La actuación, que se inició el pasado mes de julio, ha consistido en la renovación de la red de agua potable de fibrocemento existente en varias calles de la localidad. Además, los trabajos han contemplado la renovación de la tubería de impulsión, la reposición de la pavimentación de las aceras y calzadas de la zona y la instalación de la señalización horizontal y las canalizaciones de alumbrado.