Ayer jueves visitó Biar la presidenta del Partido Popular Isabel Bonig y la diputada autonómica Elisa Díaz para interesarse por la situación de los parajes forestales. También estuvieron en una reunión que se llevó a cabo en el consistorio de Biar los alcaldes de Cañada, Campo de Mirra; y a los portavoces y concejales de Beneixama, Bañeres, Castalla, Ibi, Villena y Fontanars.

Bonig tendió la mano al President de la Generalitat, Ximo Puig, para llegar a un pacto en materia de prevención de incendios y de ordenación de los bosques de la Comunitat Valenciana.

"Puig dijo que estamos en situación de emergencia climática, pero esta emergencia la tenemos en nuestros propios municipios. No valen solo los discursos, hay que pasar a los hechos y no han aprobado el decreto de las ayudas, ni el de uso público de nuestros parques naturales y montes. El monte es un polvorín y no hay labor de prevención de incendios", indicó Bonig, quien afirmó que los incendios suponen una gran preocupación para los vecinos y ha anunciado que el PP presentará mociones en los Ayuntamientos y una iniciativa parlamentaria en Les Corts para pedir estas cuestiones.

“En Biar nos dicen que los agentes medioambientales han sido desplazados a Villena y pedimos que en estos meses vuelvan, se invierta en infraestructuras, como las autobombas que hoy no funcionan, y hay dos parques como Mariola y la Font Roja que siguen sin plan de incendios”, denunció.

Bonig indicó que espera que la nueva consellera de Agricultura “tenga más sensibilidad, porque en los cuatro años de la legislatura anterior no se hizo nada. Hay que invertir y hacer planes de incendios y de ordenación”.