No sería la primera localidad, ni la última. El Ayuntamiento de Sax estudia adquirir un dron para la Policía Local. En la Comunidad Valenciana ya son muchos los consistorios que han apostado por esta medida de prevención, como es el caso de Nules, en Castellón.

En Sax se están ultimando diferentes cuestiones relacionadas con la Unidad de Drones de la Policía Local, al mismo tiempo que se está trabajando en la redacción de la Ordenanza General que regulará el uso de drones en el término municipal de la localidad del Alto Vinalopó.

Juan José Herrero, primer edil de la ciudad, ha manifestado que con esta medida se pretende disminuir las acciones incívicas de vertidos que se vienen observando en diversos puntos del municipio, así como los costes que se generan para la recogida de los mismos.

Este aparato, con cámaras de última generación, también realizaría colaboraciones en emergencias, en el control del medio ambiente, en la vigilancia de actividades y normativas, y en la colaboración con otras fuerzas de seguridad y entes públicos que lo requieran.

El dron suele captar imágenes a unos 50 metros de altura, aunque puede volar a un máximo de 150 metros, y tiene una velocidad máxima de 70 kilómetros. Las imágenes que pueda aportar el dron tienen carga de prueba al ser captadas por el agente de la Policía Local, pero no sirven por sí mismas, sino que complementan informes o actas municipales.