La presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor, se desplazó el pasado viernes al municipio de Salinas para inaugurar las obras de rehabilitación y adecuación de la Casa de Cultura de la localidad que, tras la intervención, ha quedado dividida en dos edificios con una superficie total de más de 530 metros cuadrados y accesos directos e independientes a ambos. El presupuesto de la actuación ha sido de 288.164 euros, de los que la institución provincial ha sufragado el 95 por ciento, un total de 273.756 euros.

Pastor estuvo acompañada por el alcalde de la población, Isidro Monzó, el diputado de Infraestructuras, Manuel Pérez Fenoll, así como por miembros de la corporación municipal.

La Presidenta destacó que esta intervención ha permitido ofrecer a los vecinos de Salinas dos espacios diferenciados. Por una parte, uno dedicado a la Tercera Edad que permite a las personas mayores realizar actividades que potencien sus competencias personales y emocionales, así como su autonomía, un lugar de encuentro destinado a la convivencia, la relación y la participación. Por otra parte, el Centro Multifuncional en el que celebrar y programar diferentes eventos y que constituirá un motor cultural y de ocio de la localidad.

Pastor destacó el compromiso de la Diputación de Alicante, especialmente con los municipios de menor población de la provincia, a los que ayuda económicamente sufragando gran parte del importe de sus obras con la finalidad de impulsar infraestructuras que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, al tiempo que contribuya a intensificar las relaciones interpersonales y a cubrir las demandas de entretenimiento.

El proyecto que se ha ejecutado en la zona ha consistido en ampliar la superficie de la Casa de Cultura de la localidad, del año 1986, para adecuarla a las necesidades del municipio. En este sentido, la infraestructura ha quedado dividida en dos centros, uno de ellos destinado a la Tercera Edad, ubicado en la planta baja y con una superficie de 120,20 metros cuadrados útiles, distribuidos entre el acceso, comedor, gimnasio, sala de estar, cocina y aseo adaptado.

El otro bloque se ha destinado al Centro Multifuncional, en cuya planta baja (148,90 m2) se encuentra la biblioteca, mientras que en la primera (189,80 m2) hay tres salas de usos múltiples y una de informática. Ambas plantas quedan conectadas a través de una escalera y de una silla salvaescalera para personas con movilidad reducida.

Finalmente, el alcalde de la localidad indicó que el resultado de estas obras es un edificio nuevo, moderno, eficiente a nivel energético, adaptado y sin barreras que mejorará los servicios que se van a prestar.