Desde hace mucho tiempo venimos oyendo una frase que se repite cada vez que un menor de edad comete un robo, agrede o insulta a una persona: "como son menores ...¡no se puede hacer nada!".

Y últimamente, la oímos con mucha frecuencia. La cosa transcurre de la siguiente manera. Un vecino sufre una agresión, insulto o un robo en su casa, va a denunciarlo y es cuando oye el "sabemos quienes son, pero como son menores de edad pierde usted el tiempo cursando la denuncia porque el señor Juez no les hace nada".

Resulta descorazonador después de que te roban y te insultan tener que escuchar la misma letanía "no se puede hacer nada". ¿Quién no ha pasado por este trance?

Este es un grave error que la sociedad esta cometiendo. Los padres pasan olímpicamente de la educación de este menor que desgraciadamente se cría, como dicen por aquí, "como una mata de panizo con el agua de las suertes". Dicho de otra forma: sin ningún tipo de control y sin disciplina en un ambiente familiar nada propicio para su normal desarrollo.

El niño, que no es tonto sabe, a muy temprana edad, que no le van a hacer nada (conoce ya el significado de la palabra impunidad) y, poco a poco llega "aplantarle cara al lucero del alba".

Así las cosas, ellos van creciéndose y nosotros resignándonos a no perder la paciencia (si la pierdes estas perdido) al comprobar que, de antemano, tenemos la guerra perdida por falta de Legislación e implicación de todas las partes, los primeros sus queridos padres,que son conocidos por recibir ayudas de la Administración. Desconozco si es mucha o poca y si habría que incrementarla.

Lo que si sé es que el agredido no puede decirle al joven agresor ni "...oye guapo pórtate bien", porque corre el riesgo de que el niño diga que ha sido agredido ylastimado. Es muy duro tener que envainártela porque pierdes el tiempo si vas a denunciarlo. No tiene defensa tu causa.

Pero, ¡vamos a ver si razonamos un poco:! ¿Que no se puede hacer nada? Mejor tendrían que decirnos que no hay interés por hacer algo, ni desde la Administración más cercana al problema, Ayuntamientos, ni desde las más alejadas, como son la Justicia, la Junta o el Estado.

Voy a recurrir a un sencillo ejemplo. Si a un árbol que se tuerce sus padres no se le ponen los medios para enderezarlo cuando es joven.. esperan acaso los Servicios Sociales de los Ayuntamientos,la Junta, el Juez o el Estado traerlo a camino cuando sea mayor de edad?

Entonces.... ya será tarde y a quien tendríamos que haber intentado recuperar, será carne de presidio. Me consta que eso no es lo que se pretende. Pero, sin quererlo, en muchos casos y por inacción, es lo que se consigue.

Por favor. No digan que no se puede hacer nada que es un insulto al sentido común, a nuestro patrimonio y a nuestro cada vez más atribulado espíritu. Mi enhorabuena al Juez Calatayud por los buenos resultados de reinserción que obtiene sin necesidad de mandarlos a la cárcel. ¿Quién dice que no se puede hacer nada?