El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha asistido esta mañana a la representación del Auto Sacramental de los Reyes Magos de Cañada, un espectáculo donde los vecinos escenifican, de manera itinerante, los momentos más emblemáticos de la Navidad.

Con una tradición de más de 150 años, la representación, de gran realismo, transcurre en cinco localizaciones distintas y cuenta con la participación de más de cien actores, todos ellos vecinos del municipio.

Sánchez, que ha estado acompañado por el alcalde de Cañada, Juan Molina, ha destacado “el valor cultural de este auto sacramental, uno de los más antiguos de España, y el esfuerzo de su Ayuntamiento y de sus vecinos por mantener viva esta tradición”. En este sentido, ha recalcado que “nuestras fiestas y tradiciones forman parte de la identidad de la provincia de Alicante y constituyen un elemento esencial de nuestra oferta turística, atrayendo, año tras año, a miles de visitantes”.

Los detalles de los escenarios, la belleza de los parajes naturales donde se interpretan las distintas escenas y el riguroso directo en el que se desarrollan los actos hacen de esta fiesta, que cuenta con el apoyo de la institución provincial, una representación única en su género.