Se ha estado trabajando intensamente durante los últimos meses para solicitar una subvención de Adecuación de la accesibilidad, dinamización y musealización del Castillo de Biar con el fin de potenciar el castillo como recurso turístico.

Tras diversas reuniones del Alcalde Julio Sanjuan con el director territorial de Cultura y con el equipo redactor del proyecto de musealización, se presentó a la convocatoria la documentación e informes necesarios para solicitar la subvención de Adecuación de la accesibilidad, dinamización y musealización del Castillo de Biar

El Proyecto de Adecuación de la accesibilidad, dinamización y musealización del Castillo de Biar ha sido redactado por el equipo multidisciplinar liderado el arquitecto Ángel Rocamora, especializado en el diseño expositivo , proyectos museográficos y espacios culturales.

Adecuación

La última intervención para la consolidación y restauración del castillo de Biar en 2011 tuvo como objetivo la consolidación de los tramos de muralla del recinto superior recayentes al sur, oeste y noroeste. Incluyendo el lienzo donde se encuentra la antigua puerta del recinto, llegando por el oeste hasta la propia torre celoquia.

Tras las tareas de consolidación y restauración el complejo presenta una serie de espacios saneados vacíos de contenido museográfico y sin usos previstos. En este sentido, el Proyecto promovido desde la Concejalía de Turismo abordará cuestiones referidas principalmente a la accesibilidad, puesta en valor y uso de los espacios consolidados y por acondicionar.

Este proyecto propone su vinculación formal con las intervenciones anteriores de consolidación y adecuación de espacios. Uno de los principales objetivos consistirá en potenciar las medidas de accesibilidad, tanto motriz como sensorial.

Puesta en valor del castillo

La actuación en el castillo de Biar hace hincapié en la conexión directa entre urbanismo, cultura e historia conectando todavía más la actividad cultural de Biar con los recursos patrimoniales de los que dispone, conectando los monumentos propios de Biar y los distintos itinerarios culturales de esta con los recursos naturales que se adentran en los valles y montañas que rodean a la población.

El castillo se encuentra en suelo urbano, en lo alto del casco histórico de Biar y las murallas que desde éste descienden abrigan el primitivo núcleo de población que en la actualidad se encuentra rodeado de nuevos ensanches. El casco histórico de Biar alberga una cantidad ingente de elementos monumentales y patrimoniales cuya ubicación e historia están estrechamente vinculados con el castillo, como el propio callejero o el conjunto formado por las murallas, la Torreta y Arco de Jesús (en fase de resturación) o la torre de Muça Almoravit; por lo que la propia villa histórica de Biar se configura como una extensión de los itinerarios culturales que parten desde el castillo y que permitiría fundir en un único elemento, el castillo de Biar, las programaciones culturales y rutas patrimoniales para hacer del monumento un recurso patrimonial global caracterizado como un centro de interpretación cuyo discurso verse sobre su propia historia y evolución siempre vinculado a la trama medieval de la villa de Biar y su patrimonio conservado.

Desestacionalización del turismo

La dinamización y puesta en valor del Castillo de Biar apuesta directamente por la desestacionalización del turismo, proporcionando a Biar un foco de atracción turística más allá de las temporadas estivales, navidad y semana santa.

La dinamización de este recurso apuesta por su potencial de atracción durante todo el año, con la adaptación de espacios para facilitar el desarrollo de actividades didácticas y culturales atrayentes de público durante todo el ciclo anual, tanto a nivel de turismo convencional como de visitas guiadas o grupos.

A la adaptación del patio de armas como espacio polivalente se suma la instalación de las pasarelas programáticas para configurarse como soporte para el desarrollo de actividades culturales y ciudadanas. Con ello se consigue un aprovechamiento del patrimonio sin depender de las épocas del año en el que hay más afluencia turística, permitiendo la dinamización del conjunto patrimonial con la adaptación de sus espacios para el desarrollo de actividades de forma periódica y abandonando su antiguo carácter estático.

La conexión con los elementos patrimoniales y culturales propios del ámbito cercano y su puesta en valor es otro punto a favor de la desestacionalización del turismo, ya que permite el disfrute de una experiencia global, dentro de todo un territorio y en la que cada uno de los usuarios puede configurar el tipo de recorrido que quiere realizar.

El punto que se toma como base estratégica de la intervención está justo en ofrecerse como alternativa al turismo de Sol y Playa con el que se relaciona la provincia de Alicante, posicionándose frente al mismo pero al mismo tiempo aprovechando la buena conexión con la ciudad de Alicante para postularse como alternativa factible al turista que busca una vivencia mucho más profunda y directa en la que priman las experiencias que proporciona el lugar.