La Asociación de Beneixama Puntet a Puntet celebra este próximo domingo el Día Internacional del Patchwork. Desde esta asociación invitan a coser con ellos, en el Carreró del Maset dels Moros, a partir de las 10.30 horas, a todo aquel o aquella que esté interesado en esta labor.

En el universo del patchwork gravitan miles de asteroides que no tienen nada que ver con la mera idea de coser telas, el sentido práctico de una actividad o la pulsión de supervivencia que nos incita a establecer un comercio para poder llenar la nevera y pagar la hipoteca.

En esa gravitación, circular, claro, porque siempre regresa, ocurre algo muy humano: el sentido gregario de la especie, el buen ánimo para compartir conocimiento, tiempo y experiencias, se explaya teñido de colores vivos entre los hilos de la galaxia humana.

Ocurre así que la gente se junta para coser mientras se dice cosas o las dice a los que contemplan: curiosas y relajantes «performances» al aire libre o en locales, según la época o la disposición, reuniones o concursos donde reina el deseo de estar a gusto, una intención de empatía manifestada con sonrisas y buenos modales. Funciona como táctica comercial y se agradece que tenga en cuenta el factor humano: la idea es crear sinergias que sirvan a un colectivo y, de paso, hacer amigos. Es curioso: juntar tejidos buscando una expresión artística, puede servir para juntar almas y combatir miedos.